Category Archives: Números

Putatriat vs AEAT (II): Criterio de caja en IVA

Estaba en la delegación de hacienda de Palma esperando mi turno para arreglar un tema que no me han podido solucionar en la administración de Inca. La jefa del departamento estaba de vacaciones, el funcionario que se encarga de esas tareas, de baja por enfermedad, y el administrador, el que tenía el mando en todo el edificio, recién aterrizado en el cargo, o no sabía o no podía desbloquear una petición de aplazamiento. Así que he tenido que irme a Ciutat, con un mosqueo bastante gordo. Al final el tema ha quedado listo, conduciendo algunos kilómetros de más.

Estaba esperando mi turno, rodeado de gente que esperaba el suyo, cuando me ha dado por pensar en esa idea que cada vez se oye más: pagar el IVA cuando se cobra. O dicho de forma técnica, utilizar el criterio de caja en el IVA, que a día de hoy sólo se puede aplicar en el IRPF por contribuyentes que no estén obligados a llevar contabilidad. Es decir, autónomos y comunidades de bienes. Supongo que en ningún momento se plantea dicha medida para sociedades.

La diferencia entre un criterio y otro es sencilla. De forma muy simplificada, está en la determinación del momento en que se imputan gastos e ingresos. En el caso de devengo, sería el momento en que se emiten las facturas, se hayan cobrado o no, y en el caso de caja, ese momento sería cuando se cobra o se paga. Obviamente, parece más lógico el criterio de caja. Pero no es más práctico.

La Agencia Tributaria deberá articular algún método de control. Con el criterio de caja en el IVA, podría darse el caso en que el proveedor no declare ese IVA porque no lo ha cobrado y el cliente podría deducírselo aunque no lo haya pagado, si opta por utilizar el criterio de devengo. Y por ahí no van a pasar. Además, creo que a hacienda, a efectos de recaudación, le resultaría prácticamente neutro. Apostaría a que el mayor porcentaje de facturas pendientes de cobro, y también por cantidades, se produce entre obligados a tributar, por lo que si una parte no tributa ese IVA, la otra no se lo puede deducir. Y nos quedamos prácticamente igual. Pero está claro que esto se habría de controlar y ahí es cuando entra el contribuyente.

El profesional o comunidad de bienes tendrá que llevar un control formal de lo que cobra y lo que paga, lo que nos lleva a la contabilidad por partida doble, que exige un control mucho mayor de la documentación. Esa contabilidad es más complicada y por tanto, más cara. Por no hablar de la adaptación de las aplicaciones informáticas. Más gasto.

Un apunte, los autónomos y comunidades de bienes llevan un registro de gastos e ingresos, que normalmente se cumplimenta desde un programa de contabilidad y al final genera un balance y una cuenta de pérdidas y ganancias, pero estrictamente, no es una contabilidad.

Por mi experencia, sé que muchísimos autónomos son prácticamente incapaces de hacer algo tan simple como guardar los papeles en una carpeta y llevárselos al gestor, lo cual dificulta enormemente la introducción del criterio de caja en el IVA. A ver, que a mí ya me vale. Me dedico a esto y esa medida implicaría más trabajo y por tanto más ingresos. Pero no sé hasta que punto sería viable.

Y todo esto pasando por alto el gran problema cultural que supone la tolerancia al fraude fiscal que existe en este país, y que hace muy complicado que el sistema tributario sea todo lo efectivo que debería.

Ticket

Antes de hipotecarte…

Que está claro que no es el mejor momento. En mi opinión, la vivienda aún tiene que bajar. Si puedes, espera un poco más, tendrás un precio más barato y, si ya estás buscando casa, más dinero para pagarla, por lo que te ahorrarás una buena cantidad de euros en forma de intereses y gastos.

Exceso de oferta y falta de financiación. No hay más. Si no fuera porque el pánico que seguiría a unos balances en los que las entidades bancarias reflejaran el valor real del pufo inmobiliario que tienen a cuestas acabarían con el país, ya se habría producido esa bajada. Se dará lentamente. Pero eso ya es jugar un poco a adivino, y a eso jugaron los que dijeron que la vivienda nunca bajaría. Así que ya es cosa tuya comprar ahora o esperar.

En estas que una amiga se ha hipotecado va a hipotecar y me pidió consejo, así que le hice una chuleta con todo lo que debería tener en cuenta. Y si ya tengo hecho el trabajo, ¿Porqué no compartirlo? 😉

Creo que todo lo que puesto es correcto y también creo que no me he dejado nada. No dejéis de avisarme si algo no os cuadra.

    1. Lo más importante: EL BANCO NO ES TU AMIGO. Repito: EL BANCO NO ES TU AMIGO. No van a hacer nada que no suponga un beneficio para ellos. Todo lo que te propongan será porque les conviene. Tenlo en cuenta.

    2. Antes de acudir a la entidad bancaria, calcula cuando dinero puedes dedicar a tu hipoteca y cuanto necesitas para vivir. Ponte siempre en lo peor. Haz tus cálculos considerando tus ingresos mínimos y la tasa de interés más alta. En diez años, el tipo más alto del Euribor a 1 año fue del 5,393, en julio de 2008; el más bajo, 1,231, en noviembre de 2009.

    3. El producto a solicitar debe ser un préstamo hipotecario, nunca un crédito hipotecario. Un crédito hipotecario no se subrogar a otra entidad por un porcentaje como en la hipoteca. Debes cancelarlo y abrirlo de nuevo con lo que conllevará gastos mucho más importantes.

    4. En condiciones normales se concederá el 80% de la tasación del inmueble sin aportar garantías suplementarias. Hay que tener en cuenta que los gastos de constitución (Impuestos, comisiones, gestoría, notario, registro, etc.) puede llegar suponer un 10% del préstamo. Intentar que la comisión de apertura sea la menor posible.

    5. Vigila las comisiones por cancelación anticipada y amortización total. Es el importe que cobra el banco si adelantas pagos de la hipoteca. Legalmente está establecido en un 0,5% para las anticipadas y el 1% para las totales. Es posible que el banco no cobre comisión por estos conceptos.

    6. Evita al máximo las vinculaciones. Son productos que el banco intentará colocar para conceder la hipoteca o bajar el diferencial, como puedan ser seguros de vida y hogar (Normalmente mucho más caros que los que se pueden encontrar en el mercado) y planes de pensiones (En este momento no interesan, ya que seguramente ahorrarás más destinando ese dinero a adelantar capital de la hipoteca).

    7. También pueden pedirte un gasto mínimo en tarjeta de crédito, un seguro de desempleo y otras condiciones y requisitos quizá más aceptables, como la domiciliación de recibos y nómina. Puede ser más interesante una entidad con un diferencial más alto pero gastos de vinculación más bajos que una que se dé al contrario, interés más bajo pero vinculaciones más altas.

    8. Controlar suelo y techo. Son unos tipos de interés fijados que determinan el mínimo y máximo interés que se pagará durante la vida del préstamo. Se supone que los intereses van a subir, así que en principio puede parecer irrelevante, pero quién sabe como se comportarán de aquí a unos años. Normalmente nunca se suele utilizar el techo, así que puede ser una buena idea negociar para no tener ni suelo ni techo.

    9. Bajo ningún concepto aceptar Swaps, también conocidos como CAPs, Clips o IRS. Es un seguro que básicamente convierte una hipoteca a interés variable en una a interés fijo. Cuando los intereses están altos puede ser útil, pero cuando bajan son muy perjudiciales. Y en todo caso, quizás sea mejor contratar una hipoteca a interés fijo.

    10. Si consideras que una entidad tiene unas condiciones que te parecen aceptables y vas a contratar tu hipoteca con ella, pide una oferta vinculante. Es un documento oficial donde deben aparecer todas las condiciones de la hipoteca y tiene una validez de 10 días. Es la mejor forma de comprobar todos los detalles de la misma. Jamás, bajo ningún concepto, aceptes ninguna condición o dejes algún error por corregir de forma verbal. Siempre, todo por escrito. Una vez que se formalice la hipoteca, lo que aparezca en ella es lo que habrá. También se debe visitar al notario donde se va a formalizar la escritura antes de firmar, para que aclare cualquier duda.

Documento en PDF.

Putatriat vs programa PADRE

Ains, cuantos disgustos me estoy llevando con el programa PADRE de este año. Resulta que por fin se han decidido a crear una versión nativa para Linux, motivo sin duda de algarabía para los usuarios del software libre.

Si funcionara bien. Porque hice mi declaración y no había formar de imprimirla. Buscando por ahí, resulta que es un bug. A día de hoy sigue la versión 1.21 disponible, por lo que no se ha resuelto el problema. Pruebo a obtener el fichero para presentarlo telemáticamente y funciona correctamente. Lo genera y al poco imprime un pdf con la declaración. Vale. El lunes mientras desayuno accedo a la banca electrónica y pruebo a subirlo. Fichero erróneo. Pruebo en otro banco y más de lo mismo.

Con todo el dolor de mi corazón, me bajo la versión para Windows y veo que se parece mucho a la de Linux. Cambiando el amarillo chillón del fondo por un blanco bastante más agrabable a la vista. Eso si. Leeeeeento como él solo. Un cuarto de hora para una sencilla declaración con rendimientos del trabajo e hipoteca. Al menos funciona, ayer mismo entregué mi declaración. Hoy me he llevado dos sorpresas.

Tenía que hacer la declaración de una pareja. Hasta ahora, era sencillo. No podías introducir los datos individualmente, había que poner los de la pareja, indicando si las partidas eran comunes o de cada uno de los cónyuges. Después, claro, podías obtener la declaración conjunta o individual. Eso se acabó. Ahora hay que seleccionar dentro de la declaración, en un menú desplegable, la parte de la declaración de cada uno de los cónyuges, no te deja hacerla común. Y es un engorro. Veía infinitamente más práctico el método anterior. Para que me entiendas, al introducir los intereses del banco, antes de esa casilla había una opción donde indicar de quién eran esos ingresos. Ahora tienes que ir al desplegable, seleccionar el cónyuge, indicar los ingresos, volver al desplegable, seleccionar al otro cónyuge e indicar los ingresos. Doble trabajo. Es más, triple. Porque puede resultar que tengas que calcular la parte de cada uno, si la información fiscal no viene separada… Además, al ser el funcionamiento de la aplicación mucho más lento, multiplica por dos el tiempo que tarda en acceder a cada apartado de la declaración.

Y para acabar, se cuelga. Aunque ha coincidido con una actualización automática de Java. Si esa fuera la causa, manda huevos que el actualizador no detecte que una aplicación que usa Java está abierta y conviene esperar antes de hacer nada. Vamos, digo yo.

Zasca. Quizás la idea de la Administración sea entorpecer la presentación de declaraciones. Que normalmente salen a devolver y el Tesoro público no anda demasiado espléndido.

Otro día contaré como la solución para los males del liberalismo es más liberalismo. O no.

Aviso a los hipotecados

Deberíais conocer vuestra hipoteca mejor que a vuestra madre. O a vuestro hijo. O a vuestra esposa. Ya me he encontrado con más de uno que desconoce si su hipoteca tiene suelo. Es más, desconocían que era eso. No es ni más ni menos que el tipo de interés mínimo que se pagará durante la condena vida de la hipoteca.

Un 3,25 en mis caso. El techo, 7,50, que al menos han tenido la delicadeza de ponerlo. Así que tampoco me interesa que el Euribor ande por debajo del dos y medio, que también quiero ganar algo con mis ahorrillos.

¡Y viva la regularidad! Kiwi, zumo y café recién levantado, un poco de Federico en la radio y nada más pisar la oficina, ¡Zasca!

Y llegó el trimestre

¿Que qué es el trimestre? Son esos días en que personas físicas y sociedades han de presentar sus tributos al estado. Tienes veinte días para preparar los impuestos y normalmente se suele apurar hasta el último día, porque siempre faltan papeles. Siempre. Además este trimestre las sociedades han de presentar ya los impuestos por internet, por las buenas o por las malas.

Hay que obtener un NRC, que viene a ser un número que certifica que se ha realizado un ingreso a favor de la AEAT y que te facilita el banco donde se realiza dicho pago. Ahora el impuesto no te lo presenta el banco. Una vez obtienes el NRC (Número de referencia completo, válido como justificante de presentación del impuesto), lo has de presentar en la página de hacienda. A estas alturas, el que haga el impuesto y no tenga instalado su certificado que se prepare para correr y buscarse un gestor que seguro que se le cobrará sus servicios bien cobrados.

Hasta ahora la cosa estaba controlada. Cinco sociedades, dos de ellas inactivas, unos IVAs de un alquiler, un autónomo con poco movimiento y otro con aún menos. Nada que me quitase el sueño. Ahora hay que sumarle otros treinta, entre sociedades y personas físicas. Sigo durmiendo tranquilo, que cuando hay que sacar el trabajo se saca. Y de esas treinta sólo me toca la parte contable.

Pero que ganas tengo de que llegue noviembre y me coja una semanita de vacaciones. Que llegue diciembre y empiece a canjear las horas de más que voy a hacer, que ya he empezado a hacer hoy mismo, hasta el viernes de la semana que viene. Si escribo aún menos es porque salir de casa a las ocho menos veinte y volver a casa a las ocho menos veinte no me deja mucho tiempo para mantener el chiringuito. Paciencia.

Consejos doy…

Estaba escribiendo un comentario en el blog de la que quiere ser gambitera y me he ido enredando de tal forma que oye, lo puedo poner aquí. Con alguna ligerísima modificación. Hala pues. Consejos para la crisis.

Procura no comprar más de lo que necesites, aunque tampoco te niegues algún capricho de vez en cuando, aprovecha las ofertas de 3×2 y compra productos de temporada y de tu zona. Además de ser lo suyo, suelen ser más baratos.

Dale algo de descanso al coche y ves andando, o en bici, cosa que yo no haré porque no me llevo nada bien con esos cacharros, a los sitios. Si vives un poco apartado del mundo, aparca a un kilómetro del lugar al que vayas. Ahorrarás algo y el cuerpo te lo agradecerá. O a dos, tu mismo. No practiques una conducción agresiva. Gastas más combustible y desgastas antes ruedas, frenos y demás.

No tengas encendidas las luces que no utilizas y usa el aire acondicionado de forma lógica. En verano hace calor y así debe ser, a 25 grados te funcionará de perlas, que la cuestión es no agobiarte demasiado, no ponerte de manga larga. No te limpies los dientes con el grifo abierto, ducha mejor que baño y ojito con la cisterna del wc. Si puedes, renegocia la hipoteca y, por supuesto, no dejes que te cobren ninguna comisión. Machácalos a telefonazos o e-mails quejándote.

Novedades fiscales para el 2009

En tres meses me he puesto bastante las pilas. He empezado a redescubrir mi oficio y me gusta, si. Así que de vez en cuando iré escribiendo alguna que otra cosilla sobre números. Para comenzar, dos novedades fiscales muy jugosas para el 2009.

La primera, sobre nuestro querido 347. El 347 es la Declaración Anual de Operaciones con Terceros. Resumiendo un poco, es un documento mediante el cual se informa a la hacienda pública de las operaciones realizadas con terceros que asciendan a más de 3.005,06 €. ¿Y porqué esa cantidad? Porque antes eso eran 500.000 pesetas. Pues bien, el año que viene además habrá que especificar las operaciones realizadas en efectivo que suban más de 6.000 €… Que te pareix?. Más información en el Real Decreto 1065/2007, más concretamente en el artículo 34.

La segunda. Como ya deberiais saber, a partir del tercer trimestre de este año las autoliquidaciones, es decir, los impuestos a presentar el 20 de octubre, deberán hacerse por vía telemática, y aprovechando la coyuntura, a partir del 2009, habrá que adjuntar el libro de IVA de ese trimestre. Se supone que antes la AEAT indicará el modo de adjuntar el libro, y de hecho esta medida no está en vigor porque está aún por ver como se adjuntará. Consulta el artículo 36 del Real Decreto al que he enlazado antes para saber más de esta historia.

Lo del IVA me parece bien. En principio, todo lo que suponga un mayor control fiscal, dentro de unos límites razonables, me parece correcto, y a fin de cuentas, los libros de IVA son documentos públicos. A mi me servirá para poner las pilas a la gente en la oficina. Cuidadín a la hora de facturar, compañeros. Y más a la hora de rectificar. El asunto de los 6.000 € del 347 lo veo muy poco práctico. Hoy día no creo que haya demasiadas operaciones en efectivo entre empresas. Además está el hecho que mucha gente no incluye en el 347 a las personas físicas que no presentan dicho documento.