Category Archives: Cosillas

Cerrar los ojos y escuchar

Hace unos días Nuria retuiteó un enlace a una curiosa entrada en un blog, que a su vez venía de una entrada en Tumblr.

Ya sabéis, se empieza enlazando y se acaba delinquiendo, que lo dice el gobierno del Partido de los Trabajadores. Piratillas, que sois unos piratillas.

En fin, que la cosa va así: Conecta unos auriculares al ordenador dispositivo desde el que estés leyendo esto, ponte cómodo, dale al play y cierra los ojos.

Sigue exactamente esos cuatro pasos. Y tranquilo, que la cosa no acaba con un chillido que te deje con el corazón en la boca.

Luego me cuentas. O no.

Separar el grano de la paja

Con la caída de Megaupload mucha gente está volviendo al sitio del que yo nunca me fui. El P2P. Y una de las cosas que oigo a mi alrededor es lo complicado que es bajarse las cosas, porque casi siempre acaba siendo porno. Del malo, además.

Sólo me ha pasado una vez. Tenía en descarga un vídeo titulado Los cien mejores goles de Ronaldo, el gordo, el búfalo, el fenómeno al que admira el Übercrack. Se acaba de bajar y sale una señorita de generosas curvas y poca ropa. Bueno. Sigue bajando el encuadre y resulta que no es señorita. El horror.

Un despiste, porque es facilísimo comprobar las fuentes y saber lo que te estás bajando. Seguro que casi todos lo sabéis, pero queda alguna despistada por ahí y así de paso pongo una entrada, que esto está que da pena.

En estas que me estoy bajando la tercera temporada de Los Soprano, amor del bueno, del de verdad, de ese que sólo nos sabe dar la HBO. Y me encuentro con dos archivos que dicen ser el capítulo uno de la tercera temporada. ¿Cual me bajo?


Pantallazo de Amule

Muy fácil. Botón derecho sobre el primer fichero y pulsamos en Mostrar detalles archivo.


Pantallazo de Amule

¿Y qué nos sale? Pues que una cantidad importante de las fuentes señalan a un archivo que no es el primer capítulo de la tercera temporada de Los Soprano. Que lo bajes o no es asunto tuyo, pero no es lo que buscábamos.


Pantallazo de Amule

Repetimos el proceso con el otro y sí, resulta ser lo que nos interesa. Ale, comprobación lista. Un poco de paciencia y estará en la saca.


Pantallazo de Amule

Y poco más se puede disir.

Cocinando libros electrónicos

Si me sigues por Twitter, sabrás que tengo en camino dos Kindle. Uno para regalar y otro para mí. Cada año suelo leer cinco o seis libros, así que supongo que amortizaré la inversión en un visto y no visto ;)

Una de las cosas que quiero hacer es ir pasando mis libros al formato que usa Kindle, con la ayuda de Calibre. Hay dos vías. Copiar los libros a mano o escanear y usar alguna aplicación de OCR. Creo que está clara cual es la mejor opción, a pesar de mis 300 pulsaciones por minuto.

Acabo de realizar mi primera prueba, una consulta de Pregúntale al economista camuflado que seguramente os sonará familiar, resuelta muy bien por el señor Harford. Para ello he utilizado mi escáner HP Scanjet G3010, que es la primera vez que lo utilizo en el portátil nuevo y que por supuesto, no ha hecho falta instalar drivers ni nada, ha sido enchufarlo y la Ubuntu lo ha reconocido sin más; la aplicación Simple Scan y Google Docs.

El procedimiento es sencillo, primero se sube el escaneo en Google Docs, en PDF o JPG, da lo mismo, marcando en la configuración la opción Convertir texto de los archivos PDF o de imagen subidos. Una vez subido, abres el documento y te saldrá el fichero escaneado y abajo, la transcripción. Sólo hay que corregir los errores que pueda haber, componer el texto ahí mismo o mediante otro procesador de texto y exportarlo con Calibre al formato que desees. En el texto del ejemplo, Google Docs se liaba un poco con los saltos de carro cuando había un guión para separar palabras al final. Por lo demás, apenas un punto confundido con una tilde, avisado por el corrector. Esto es para una hoja, si quieres dejarlo más curioso, pásate por esta entrada de Libro de Notas, que hay tienen una receta más extensa que esta.

Te dejo el texto transcrito aquí abajo, que es bastante gracioso y el enlace al ePub. Una buena opción para ver ePubs en el ordenador es el plugin Epubreader para Firefox.

Estimado Economista Camuflado:

Soy un íntimo confidente de una de las familias más poderosas de Nigeria. La esposa de un ex alto funcionario del gobierno que sirvió en el anterior régimen militar de Nigeria, y que actualmente tiene una confrontación con las autoridades, desea sacar de África la suma de quince millones de dólares estadounidenses. Es deseo de mi cliente que el asunto se lleve con toda la discreción posible. Si accedes a recibir este fondo de parte de mi cliente, facilítame, por favor, tu número de cuenta y lo arreglaré todo para que se te ingrese la cantidad de quince millones de dólares. Se te pagará una comisión del quince por ciento de la suma total. Y un cinco por ciento anual de los rendimientos netos de las inversiones que vas a realizar durante los primeros cinco años.

Que Dios te bendiga. Quedo a la espera de tu respuesta.

BERNARD NWAZOJIE

Estimado señor Nwazojie:

Está a punto de cometer un grave error. Me está ofreciendo dos millones de dólares por adelantado, más unos cientos de miles al año durante cinco años. A cambio lo único que me pide son mis datos bancarios. Estos términos parecen sumamente generosos. En este país hay unos cincuenta millones de personas con cuentas bancarias. Uno de ellos podría estar dispuesto a trabajar con usted por mucho menos de lo que me ofrece a mí. Realmente debería comparar un poco los precios.

Efectivamente, ambos modelos de teoría de juegos, el no cooperativo y el cooperativo, sugieren que, como hay tantos posee dores de cuentas bancarias pero solo una suma de quince millones de dólares que buscan casa, su poder de negociación es casi ilimitado. Podría llevar a cabo una subasta on-line para averiguar quién estaría dispuesto a recibir el dinero a cambio de la porción más pequeña; pero al menos solicite unas cuantas ofertas competitivas. De otro modo, el que yo aceptara su dinero me parecería un fraude.

Que Dios le bendiga, el Economista Camuflado

Texto en Epub

Primicia primiciosa: El calcetín

Dudo seriamente de la veracidad de la historia, pero no deja de ser la fiesta padre.

Como se echa de menos a los Gomaespuma en la radio.

La pregunta de la anilla

Haz la prueba. Busca a alguien que tenga de veinte años para abajo y pregúntale si se acuerda de las anillas que se separaban de las latas de refresco. Y verás lo que te dice…

Y con los más jóvenes ya ni te cuento. Mi sobrina, que aún no tiene dos años, en cuanto le hacen una foto corre a mirar como ha salido en la pantalla de la cámara. Algún día llevaré la F55 y tengo que estudiar como le saco una foto en ese momento, porque seguro que se va a quedar flipada.

Lata de bebida con anilla separada

Foto vía Laoawi @ Shanghai (Chivatazo del Michh)

Como un campeón

Yo creía que la línea servía para delimitar las plazas de aparcamiento. Es decir, que el sitio idóneo para dejar el coche era entre dos líneas. Pero andaba equivocado. La línea indica el centro del eje del vehículo, que es donde se debe aparcar.

Vamos, eso parece.

Coche mal aparcado

If ain’t broken…

Pues si, interné es un gran invento. Ayer me llegó el aviso de Correos y mañana iré a recoger la batería para el Lenovo. Ha tardado alguna semana más de lo que pensaba, pero ni por un segundo he dudado de la honradez de los amables tenderos de Hong Kong. Gracias a ellos, a las materias primas a precio de saldo y a la mano de obra barata se sostiene el capitalismo. Pero no quiero ponerme sentimental.

O sí. Hace un montón de años me compré unas zapatillas sin cordones. Probablemente las mejores zapatillas que he llevado nunca. Cómodas y resistentes como ellas solas. Pero claro, les dí tanto que llegó un momento en que la suela, el interior y el exterior se quedaron muy desgastados.

Así que como tenía la marca, el modelo y la talla, me puse a buscar otras para sustituirlas. Merrel Moc Jungle Taupe 9,5. En tiendas españolas no hubo manera de encontrarlas y la mayoría de las americanas no envian zapatos a España, pero aunque me llevó una hora, al final encontré una tienda que me las hizo llegar en una semana.

Hay que cuidar las cosas. Toma nota.

Una zapatilla vieja y una nueva

Molaría tener uno de estos

Dos, que cuando los repongan, compraré uno para mi y otro para mi sobrina. Aunque lo que de verdad molaría sería que los hicieran tamaño puf.

Ncha de 30 centímetros