Category Archives: Ca’n Picafort

El Molino

Seguramente la vallija sigue siendo la misma que cuando abrieron, que fue en los años en que mis padres iban por allí de novios y por fechas es probable que yo ya fuera allí siendo poco más que un óvalo fecundado. Buenos tiempos aquellos en los que a las embarazadas el médico les recomendaba sardinas y cervezas. Así salí de hermoso.

Entiéndase hermoso como sano, aclaro.

El menú es limitado. Chuletón, solomillo, pollo y conejo, la especialidad. Y punto. Junto a lo que hayas pedido te traen una ensalada de tomate, cebolla y lechuga; pan, allioli y aceitunas. No recuerdo quién me contó que desde el año pasado también hacían ensaladas. No sé. Los postres, de La Menorquina Kalise y algunos caseros. Cuentan que antes también ponían una tapa de jamón.

No hay cerveza de barril, sólo tercios de San Miguel 1516. Ni idea de la carta de vinos, que no creo que sea excesivamente extensa. Algún Rioja, alguno de Binissalem y Lancers, creo, que hace mucho su dejé de ser de vinos. Y eso es todo.

Así que está claro que a El Molino se va a lo que va. A cenar, porque sólo abren de noche, y en verano, porque sólo abren de mayo a octubre. Hasta tarde, además, que es habitual que mucha gente que trabaja en hoteles y restaurantes vayan por allí a cenar a eso de la una de la mañana. Sin problemas, que para algo la cocina cierra tarde.

Y ya casi estamos. Apenas falta un mes para que abran. Bien.

molino

Aquellos grandes líderes

Que ingrata es la gente. Políticos que dan sus mejores años por los demás y acaban siendo vilipendiados por algún trapicheo sin mayor importancia.

No sé si habrá sido accidental, pero hasta hace unas semanas en el paseo marítimo de Ca’n Picafort había una placa conmemorativa de la reforma del mismo. Ahora ya no está.

¿Quién habrá sido el que arrancó la placa?

Placa arrancada

Mare de Déu dels Patos

Las fiestas de Ca’n Picafort tienen dos actos destacados: Los fuegos artificiales, que este año volvieron a estar a años luz de los de los pueblos vecinos, y la suelta de patos, que cuenta con casi ochenta años de antigüedad, y es similar a las que se celebran en la Colonia de Sant Jordi o en el Puerto de Sagunto. Hasta hace pocos años se realizaba con patos vivos, pero se prohibió y un grupo de vecinos enmascarados se dedicó a aparecer en las sueltas soltando patos de verdad.

Este año no aparecieron los enmascarados. La autoridad no lo puso fácil. Gran cantidad de guardias civiles y policías locales que estaban allá por Es clot de s’aigo dolça, tantos que durante un rato pensé que nuestro campechano monarca se había calzado el bañador y estaba chapoteando tras los patitos de goma. Luego me enteré que los beneméritos representantes de la ley estaban controlando a la gente que embarcaba en el pont dels anglessos, frente a la entrada del parc natural de s’Albufera, a unos seis kilómetros de donde se celebraba la suelta de patos.

Vale, hay una ley (1/92, de protección de los animales que viven en el entorno humano. BOCAIB nº 58) y hay que hacerla cumplir. Dice esa ley que las fiestas con animales que tengan menos de cien años de antigüedad, la fiesta, no el animal, son más crueles que las que se celebran desde hace más de esos años. Quizá sea una forma simplista de ver las cosas, pero al final es lo que hay. Por cierto, la ley fue aprobada bajo el gobierno del Molt Honorable sr. Cañellas Font, de ese partido que no ve con malos ojos alicatar Mallorca entera. Todo sea por el progreso, que no por la progresía.

Servidor, como individuo que cree en la gestión, en utilizar de forma racional los recursos para obtener el redimiento óptimo (Óptimo, óptima, como Emiko. Estoy muy enganchado a la novela. Me pierdo :P), no deja de parecerme una barbaridad tal despliegue, con su pertinente coste y desvío de recursos. Que haya guardias civiles para controlar que la gente no lleve patos y no para controlar a la gente que se salta los semáforos en rojo y te adelanta por la derecha en la carretera Artà-Alcúdia me parece aberrante. Además, de las muchas cosas que hay que arreglar en este mundo, lo de la suelta de patos debería ser de las últimas de la lista. Me deja muy frío la cantidad de energía que se desperdicia en estos temas y que se podrían dedicar a asuntos más graves.

Porque con todo el revuelo que han organizado los animalistas, sólo han conseguido darle aliento a una fiesta que no diré que estuviera moribunda, pero que claramente iba a menos cada año. Con el tiempo, igual que le pasará a las corridas de toros, se habría acabado por si sola, sin necesidad de increpar ni molestar. Ah, los patos suelen acabar en el torrent de Son Bauló, cerquita de aquí. Por cierto, ¿Soy el único al que esta gente le parece terriblemente faltona?

Suelta de patos, fiestas de la Mare de Déu d'agost 2011 Ca'n Picafort

De pateada

Toda la semana esperando que continuara el fantástico tiempo que hemos tenido por aquí, que no es otro que calor al sol, fresquito en la sombra y noches de cubrirse con la sábana, y llega el sábado y se nubla. Además tengo una ganas terribles de seguir leyendo La chica mecánica, y como tengo la fea costumbre de leer sólo en la playa, que debería leer también en casa, en el parque o donde sea, pues feo asunto.

Tampoco era plan quedarse toda la tarde en casa. Ya llegará el invierno y habrá excusas mejores que unas nubes para no salir, así que me he calzado las deportivas de patear, he cogido la cámara (Si sale algo publicable ya saldrá en mi cuenta de Flickr) y me he dado un salto hasta la illa d’es Porros. A veces me olvido de que a cinco minutos andado desde casa tengo unos cuantos kilómetros de costa virgen. Tendré que ir más a menudo.

Aquí abajo una de las fotos que he puesto en Mytubo. Me sigue asombrando muy mucho lo bien que quedan las fotos hechas con esa aplicación.

Illa d'es Porros

Ya queda menos

En menos de tres meses volverá a abrir El Molino. No veo la hora de volver a disfrutar de la comida, la compañía y la conversación.

Tampoco vendrá mal que vuelva el verano. El otro día creo que faltó poco para que se me congelaran un par de dedos de los pies. Y me temo que no es una exageración :/

Letrero del restaurante El Molino, de Ca'n Picafort

Traca final

Un año más, espectaculares los fuegos artificiales. He subido a youtube la traca final.

Molts d’anys!

Felicidades a todos, picaforteras y picaforters. En menos de una horita tendré mi culo en remojo en es clot de s’aigo dolça. Anda que no.

Resultados 2007

Se me ha ocurrido calcular los resultados de las elecciones del día 27 en Ca’n Picafort. Porque no tenemos ayuntamiento. Paradojas de la vida que me ponen de muy mala hoxtia, pero ese tema lo dejo para otro día.

He utilizado un simulador muy útil de la Ley d’Hondt para hacer los cálculos de los regidores. La Wikipedia te explicará mejor que yo lo que es la Ley d’Hondt. Me ha costado bastante encontrar los datos de las mesas de Ca’n Picafort, así que he usado los datos que aparecen en picafort.net.

Dado que en 2003 había una población de 5.391 habitantes censados, que ahora mismo debe ser mayor, el ayuntamiento debería tener 13 concejales. Está explicado en la página de las Elecciones Locales 2007 del Ministerio del Interior. Aunque no he conseguido ni los votos blancos ni los nulos, harían falta bastantes para alterar los resultados, ya que hay que obtener un mínimo del 5% de los votos para optar a un concejal.

Cuadro con el reparto de regidores según la Ley d'Hondt

En fin. No sirve de mucho, pero es muy curioso ver como funciona la Ley d’Hondt. He abierto un tema sobre este asunto en el foro de picafort.net.