Monthly Archives: junio 2009

Día de playa

Aprovechando que hoy era festivo en Alcúdia y en Pollença nos hemos dado un salto a Formentor.

Aparte de quemarme al sol con sólo unos treinta miserables segundos minutos que estuve en el agua, saqué un par de fotos. Como suele ser habitual, muy pocas aprovechables.

Esta no está mal, ¿Verdad?

Nati y Marta en Formentor

The Pacific

Ya hace casi ocho años que se estrenó Hermanos de Sangre. Grandísima serie, que os voy a contar.

Pues bien, ayer me llevé una grata sorpresa. Resulta que Hanks y Spielberg han producido The Pacific, que narra las batallas de la primera división de infanteria de marina de los EE.UU. desde Guadalcanal hasta el fin de la guerra, basándose en las memorias de dos soldados que participaron en la contienda. Eso si, hasta el año que viene no la veremos.

Mientras tanto, voy a por un mocho para recoger las babas.

Vía | Vaya Tele

En vez de estar escribiendo…

Llegan las once, que viene a ser la hora en que me puedo tirar en el sofá, una vez que he cumplido con todas mis obligaciones diarias, pongo en marcha el DVD y veo alguna serie. Vale, si, quizás debería dedicarle algo de tiempo al chiringuito, pero la verdad es que llevo unas semanas que voy muy apurado en el trabajo y apenas me apetece hacer nada. También tengo alguna web por hacer. Y acabar alguna renta que tengo pendiente. Menuda fiestón.

Hace poco acabé con la primera temporada de Breaking Bad, hallazgo más que sorprendente. Brutal. Reconozco que no va a gustar a todo el mundo, pero merece muy mucho la pena, aunque a ratos parezca algo lenta. La protagoniza el padre de Malcolm. Si, ese Malcolm.

Dentro de un rato me pondré con el cuarto episodio de New Amsterdam. Apenas ocho episodios, ya que fue cancelada visto que no se ganó a la audiencia. Entretenida, sin más. Sin anuncios y con la comodidad de verla cuando quieras.

Hablando de rentas, gracias por la cena, compañera ;)

Los protagonistas de Breaking Bad y New Amsterdam

¿Casualidad? No lo creo…

Las noches de los lunes en La Sexta exigen tener un estómago fuerte. Desde la chucknorritis primaveral (Oscuro objeto de deseo que esconde la verdad de la futura fusión con Cuatro) a la filmografía de Michael Dudikoff. Cada lunes es un tour de force. Hay que abrir la mente, librarse de prejuicios y lanzarse de cabeza.

Y partirse de risa. Que una vez superada la indignación inicial, hasta tiene su gracia Street Fighter. La película donde sólo se salvan las maravillosas caracterizaciones de Raúl Juliá (D.E.P.) como Bison y Wes Studi como Sagat. Por lo demás, para haber ido a repartir escobazos a todo aquel que tuviera algo que ver con el engendro este. Pero ya os digo, hay veces que el cuerpo pide algo de entretenimiento sin demasiadas complicaciones

Que no, que no existen las casualidades. Si no, ¿De qué iban entonces a sacar este vídeo justamente hoy en vidaextra? Un Ryu algo entrado en carnes que hace yoga flames. Jodó. Aunque casi me arriesgo a decir que es más digno que la peli de anoche…

Vía | Vidaextra

Domingo sin fútbol

Callejeros Viajeros en la tele. Un gin tonic, 1/5 de Hendrick’s, 4/5 de Fever Tree y cáscara de limón, como manda el señor Nada, caprichito que me concedo de vez en cuando. Impagable la mirada de la dependienta del Club del Gourmet cuando compré la botella de ginebra y los botellines de tónica. No es que haya renegado del Southern Confort con 7Up, pero si que le he cogido cierto respeto a los refrescos azucarados. Y el portátil. Curiosamente menos caliente de lo que es habitual, que me temo que un día de estos me dejará tirado.

Primer domingo sin fútbol, aunque nadie lo diría, que Ricardo Izecson Dos Santos Leite ya ha pasado la revisión médica allá en los Brasiles. Ayer me indigné profundamente cuando en los deportes de Antena 3 no dijeron nada del Madrid. Descastados. Bueno, se me pasó rápido. Los conejos del Molino pueden con todo.

Esta tarde lo suyo hubiera sido ir a la playa, a seguir con el Criptonomicón, que este verano lo finiquitaré, y me tiene que dar tiempo a leerme dos novelas de Dexter. Ayer, que si que fui a la playa, me leí el primer capítulo del tercer libro. Fascinante ver como Stephenson intenta narrar el reparto de una herencia aplicando fórmulas matemáticas al valor sentimental, y por tanto terriblemente subjetivo, de los mochos. Busca tu mismo la definición de mocho según los Gomaespuma. Pero la obligación va antes que la devoción, y aún no hace la suficiente calor, como demuestra que no haya tenido que encender el aire acondicionado para enfrentarme a un zafarrancho de plancha de los que podría llamar épico.

El Piratpartiet ha sacado un escaño. Y aquí, mini patada en el culo al partido único, que han perdido votos y escaños. Paso a paso.

Me tengo que pasar más por aquí. Y por el Flickr. Al feisbuc que le den. Sólo lo tengo para espiaros. Aunque tampoco hay nada interesante por ahí. Porque las pasteladas no lo son, hostia puta.