Monthly Archives: febrero 2009

Putatriat vs Gesa Endesa

El jueves me llegó la factura de la luz. Vivo solo, procuro no malgastar la electricidad y apenas paro en casa, así que la subida, aunque considerable porcentualmente, en importes no me ha incordiado demasiado. No como otros, que conozco a un par que les han subido auténticas barbaridades.

Aunque me gustaría ver sus facturas anteriores. Bien, el caso es que como a todo el mundo, me han cobrado de más. Según el simulador de Facua, dos euros con cuarenta céntimos. No es mucho, pero multiplícalo por, no sé, pongamos diez millones de clientes que puedan tener. Ya es otra cosa, ¿Verdad?

Tanto en Andalucía como en Baleares, la compañía va a recalcular los importes cobrados a partir del mes que viene, y ya ha pedido a los usuarios que no presenten más reclamaciones. Pues no les hagáis caso. Yo ayer puse la mía.

Es importante que empecemos a defender nuestros derechos. Y es importante que las empresas sepan que no vamos a consentir que nos tomen el pelo. Tenemos que empezar a mostrarnos algo más combativos, maldita sea.

Se me ha ocurrido una jugadita que hacerle a los bancos. Desde hace un par de meses están cobrando comisiones hasta por respirar, para compensar lo que dejan de ganar con la bajada de los tipos de interés, además de imponer unas restricciones que me dejan de piedra. Como tener que cobrar un talón de un banco en la oficina a la que pertenece la cuenta y no en cualquier sucursal de esa entidad. Pero lo que se lleva la palma es la comisión por transferencia que cobran algunos bancos cuando eres tú el que haces la transferencia desde internet.

¿Qué tal ir a las oficinas a hacer todas esas transferencia? Ya que nos van a cobrar, pues que trabajen. Vale, seguramente sea un incordio, que es muy cómodo usar la banca electrónica, pero creo que merecería la pena hacer cola y ralentizar el funcionamiento del banco…

Ah, y lo mejor de poner una reclamación a Endesa es que te atiendan Susana o Estefi. Un lujo. Si vais por el PDS de Alcúdia, portaos bien con ellas.

Fuimos y volvimos

Y a mi hoy me ha venido todo el cansancio de golpe. Demasiado bien iba habiéndome saltado a la torera mis rutinas de comida y sueño y nadando mis dos kilómetros diarios, ayer y hoy, en cuarenta y cinco minutos.

Que sorprendentemente las calles están puestas a las cinco y media de la mañana, que fue la hora en que salí a recoger al Michh el pasado viernes. Y a Madrid.

Que recuerde sólo he estado en Madrid cuatro veces. No cuento, porque no estoy seguro, una vez de crío. Me acuerdo que estaba en la escalerilla del avión en brazos de mi madre, pero nada más. De las que recuerdo, una de ellas para hacer trasbordo, cuando volvíamos de Santiago (Debo contar algún día la gloriosa escapada al norte); otra en el Simo, fui y volví el mismo día, por lo que casi no pisé Madrid; y la que queda, sin contar con la que os contaré a continuación, en que fuimos a dir-li es nom d’es porc a Luis Enrique ver un derby que acabó empate a dos. Nos juntamos una buena tropa en aquel viaje organizado y lo pasamos bien, si, pero este fin de semana…

El listón ha quedado muy alto. Me hubiera faltado una sauna y una habitación donde se pudiera dormir, pero demonios, eso es ser tiquismiquis. Y eso, para otros. Al lío. Andamos mucho, fuimos de un lado a otro en el metro y no paramos. Y nos pusimos tibios.

Comimos en El Pedrusco de Aldealcorvo, donde cortesía de Cucharete nos invitaron a dos botellas de vino, flan de queso y orujos varios. Además de estar la comida riquísima, el servicio fue excelente. Más viniendo como veníamos de un atraco a mano armada. Siete euros por un café, unos churros y un zumo. Nos vieron venir y nos la pegaron. Por la noche, el viernes, nos dejamos caer en Fatigas del querer, local que estaba pegadito al hotel. Primer contacto con los huevos rotos. No sería el último, porque el sábado comimos en La taberna del Almendro, más huevos rotos, más cerveza, más café… Encontramos sitio milagrosamente y la verdad es que mereció la pena. Cenamos en un bufet donde devolvían el dinero si te quejabas un poco. Ya te puedes imaginar que tal era.

Pero veníamos de ver marcar seis goles al Madrid en cuarenta y cinco minutos. Mejor aún, de estar bajando de la tercera tribuna al acabar el partido y sentir vibrar a todo el Bernabéu cuando las radios contaron que se acabó el partido del Camp Nou y ya la cosa pasaba de los 150 millones de cagaherzios que decía el gran Guasch la semana pasada. El día anterior al partido recorrimos el estadio de arriba abajo, previo pago de quince euritos. Algún día de estos saldrá a luz la foto de mi rueda de prensa y el vídeo de presentación de la rueda de prensa en francés con traductor.

Las otras copas, las de la noche… Pues… Buino, la primera y a la cama. Los otros mendrugos se entregaron tarde. Incluyendo al que no iba a salir. No estaba servidor por la labor de tragar humo y garrafón a las tantas. No, no, no. Bastante tuve con ronquidos, de la habitación de al lado y de la que estaba, y flatulencias traicioneras. Maldita sea. Que dormir no es que durmiera mucho. Al menos estuve tumbado en la cama, relajado, sin dar demasiadas vueltas. Coincidió con carnaval, con la final de la Copa del Rey de baloncesto y teníamos el hotel en Sol, en plena zona de juerga. Que si ya nos quedamos asustados con la cantidad de gente que había por allí por la noche, acabamos patidifusos al ver el sábado a las tres, en el barrio de La Latina a medio país. Jodó.

Gente. Nos encontramos con el Farli, que sigue hecho un crack. Y conocimos a Araceli y a Óscar, colegas de Manu y que nos trataron como reyes. A ver si este verano se vienen por aquí y les devolvemos el trato.

¿Y las fotos? La Exilim se quedó cargando en casita. Nchts.

Con la maleta hecha

No me ha llevado mucho trabajo esta vez. Para dos días y medio que vamos a pasar en los madriles, no hace falta demasiado equipaje. Lo peor, ya lo veo, el madrugón. A eso de las cinco o las cinco menos algo, aún no lo tengo decidido, sonará Radio Nacional y me entrarán ganas de subirme al campanario con una escopeta y liarme a tiros…

La otra vez que fui al Bernabeu también me pegué un madrugón de muerte. A las cuatro y media me levanté.

Vamos cinco valientes a comer, beber y ver ganar al Madrid.

Ya no se hacen películas como las de antes

El cine está mal, maldita sea. Falta talento. Falta carisma ¿Cuando surgirá otra estrella como Weng Weng?

Tenía pendiente poner este vídeo por aquí, y que mejor ocasión que ahora, que entre una cosa y otra, se me han juntado la falta de tiempo y la falta de inspiración.

Que además es un puñetero clásico del youtube.

¿Podrá soportar España 4.000.000 de bajas de clientes de banda ancha?

Cerca de cuatro millones de ciudadanos no pueden acceder a la banda ancha en España en función de su sitio de residencia; a este indicador negativo para el desarrollo de la Sociedad de la Información en España, se le podrían sumar bajas masivas de clientes del ADSL más lento y caro de Europa.

Las entidades representativas de la comunidad internauta, los profesionales y los consumidores informáticos en España estiman en cuatro millones la cifra de clientes de banda ancha, ADSL y cable, que podrían darse de baja si finalmente se confirma el acuerdo que REDTEL está negociando con las sociedades de gestión de los derechos de autor abanderadas por la SGAE, para que en España se den tres avisos antes de desconectar o ralentizar la conexión a Internet por usar redes P2P.

A la disminución de ingresos se sumarían las posibles indemnizaciones que podrían derivarse por incumplimiento de contrato de las operadoras y las sanciones aplicables en base a los artículos 8 (”Restricciones a la prestación de servicios y procedimiento de cooperación intracomunitario”) y 11 (”Deber de colaboración de los prestadores de servicios de intermediación”) de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificado por la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

Mientras las operadoras de telecomunicaciones tratan de sortear la crisis, las sociedades de gestión de los derechos de autor, intentan conseguir prebendas para las empresas productoras de contenidos tratando de convencer a todo el mundo de que el intercambio de archivos entre particulares por Internet es un acto delictivo y que supone fuertes pérdidas al sector de entretenimiento.

Sin embargo tanto la fiscalía como las sentencias dictadas establecen que el intercambio de archivos con copyright restrictivo por redes P2P no es un delito y no es punible de ninguna forma cuando se trata de archivos públicos o bajo licencias copyleft (la mayoría de los casos)

Las propias entidades de gestión de derechos de autor han reconocido en el “Informe de la industria de contenidos en España“, publicado por ASIMELEC, que no hay una bajada de ingresos en el sector y que sólo la música tiene un retroceso en la venta a través del canal tradicional (aunque no se informa del aumento de ingresos por, entre otros, actuaciones en directo, descargas y publicidad)

Lo cierto es que las negociaciones que se están llevando a cabo bajo el auspicio del Ministerio de Cultura, pueden suponer que algunas de las empresas más solventes y con mayor capacidad tecnológica de España empiecen a perder clientes a marchas forzadas. Lo que repercutirá en su cuenta de resultados y en su capacidad de mantener el empleo.

Pero lo más grave es que un acuerdo de esta naturaleza atenta contra la libre competencia, frena en seco el acceso a la Sociedad de la Información en España menoscabando los derechos civiles de los ciudadanos y alejando aún más el derecho constitucional de acceso a la cultura y al conocimiento.

Firmado: putatriat.net y miles de firmas más. Pon la tuya publicando el texto en tu blog.

La toma de Berlín

De la wikipedia, en Batalla en Berlín.

A pesar de las superioridad numérica del Ejército Soviético la lucha en la ciudad fue muy feroz y se tuvo que pelear casa por casa hasta llegar al Reichstag.

Y… Joder. La contabilidad es como un secreto de confesión. Algún día publicaré los tres párrafos que acabo de cortar y pegar en un borrador. Me quedaron bastante discretos, pero déjate, déjate…

Eso si. Hay que veces que pienso que el curtido ejército rojo del 45 lo hubiera tenido muy complicado si el enemigo hubiera sido alguna pyme española.

If ain’t broken…

Pues si, interné es un gran invento. Ayer me llegó el aviso de Correos y mañana iré a recoger la batería para el Lenovo. Ha tardado alguna semana más de lo que pensaba, pero ni por un segundo he dudado de la honradez de los amables tenderos de Hong Kong. Gracias a ellos, a las materias primas a precio de saldo y a la mano de obra barata se sostiene el capitalismo. Pero no quiero ponerme sentimental.

O sí. Hace un montón de años me compré unas zapatillas sin cordones. Probablemente las mejores zapatillas que he llevado nunca. Cómodas y resistentes como ellas solas. Pero claro, les dí tanto que llegó un momento en que la suela, el interior y el exterior se quedaron muy desgastados.

Así que como tenía la marca, el modelo y la talla, me puse a buscar otras para sustituirlas. Merrel Moc Jungle Taupe 9,5. En tiendas españolas no hubo manera de encontrarlas y la mayoría de las americanas no envian zapatos a España, pero aunque me llevó una hora, al final encontré una tienda que me las hizo llegar en una semana.

Hay que cuidar las cosas. Toma nota.

Una zapatilla vieja y una nueva

Culpable, one more time

Joder, menuda pesadilla he tenido esta noche… Salían el presidente del gobierno y el ministro de cultura señalándome cada uno con su dedo acusador y con un mensaje claro: Estás acabando con la economía de este país por bajarte cosas de internet y no haber salido a cenar en todo el mes de enero.

No me puedo defender de lo segundo. Hasta tengo mal cuerpo. Maldita sea, es que ya hasta me hago los pa amb oli de verduras en casa en vez de ir a Sa Portassa. Y en casa no tengo a la camarera del flequillo.

Pero de lo otro. Ay de lo otro. Dos veces se me ocurrió poner anoche la primera, que daban la gala de los Goya, y las dos veces para oír gilipolleces. Pero almas de cántaro… ¿De verdad creéis que alguien se baja cine español de la mula? ¿De verdad creéis que todo lo que la gente se descarga, poco o nada, lo dejáis de ingresar? ¿De verdad creéis que aguantaréis mucho haciendo películas que no interesan y además con dinero público, que sois carne de subvención? ¿De verdad creéis que podréis ponerle puertas al campo, so mendrugos?

Que ni a la Warner ni a la Fox se les va a ocurrir venir a tocarnos las narices. Otra vez: Hasta el día de hoy ningún juez español ha condenado a ningún usuario por descargar material audiovisual. Si no hay ánimo de lucro (Y eso no es ver una peli o escuchar una canción) ni perjuicio a terceros (Y ni hartos de vino pueden suponer que una descarga equivale a perder una venta) podemos estar tranquilo, que nadie va a perder el tiempo con nosotros.

Y al final Wyoming se la ha colado bien a los de Intereconomía… ¡Zas! ¡En toda la boca!