Monthly Archives: abril 2008

A puntito

O a un puntito, que serían dos. No hace falta ni ganar un partido. Ni tan siquiera arrancar un empate. Incluso perdiéndolos todos, podemos cantar el alirón. Tan simple como que con que el Villareal empate un partido, la liga será nuestra. La trigésimo primera para una plantilla que se está creando. Estamos en el inicio del ciclo, no lo olvidéis. Buen encuentro el de hoy, en el que Iker ha vuelto a demostrar que es uno de los mejores porteros del mundo y en el que han marcado Saviola, Robben e Higuaín.

Eso si, seré paciente y me guardaré las celebraciones para cuando toque, que espero sea el domingo que viene. Antes, más nos vale que los diablos rojos no se anden con tonterías el martes. Que bromitas, las justas.

¡Hala Madrí! ¡Viva Roncero!

Me duele la vista

Hace una semana, más o menos, frecuento una bitácora de alguien que no quiere darle demasiada publicidad. Me parece bien, faltaría más. Aunque si quiere mantenerse en el economato, más le valdría quitar su foto de la portada. En fin. El caso es que hay algo que me tiene inquieto. Esa bitácora me hace pupita. De verdad. Mis ojos se resienten. El mensaje no llega, porque me cuesta entender lo que se escribe en ella.

Necesitas urgentemente revisar la gramática y la ortografía. Hay párrafos que no se entienden. Pero no se entienden porque lo escribes para ti, que yo lo hago de vez en cuando, sino porque es difícil leer sin signos de puntuación. Y vigila haches y acentos. Un truco. Escribe antes la entrada en algún editor de texto con corrector ortográfico, como Writer, y la pegas en la bitácora.

Cony, hoy me debo haber levantado medio Mejide :-P Venga, anímate, seguro que tienes muchas cosas que contar. Sólo intenta hacerlo mejor, que así llegará a más gente.

Fideos de arroz con champiñones y gambas

Tenía pendiente estrenar el wok que me compré hace ya un par de meses. Ya tenía un paquete de medio kilo de fideos de arroz que me costó tres o cuatro euros, una barbaridad, pero buino, me tengo que buscar alguna tienda asiática en Ciutat donde tengan unos precios más razonables.

Así que nada, tras encontrar un domingo en que me pudiera dedicar a cocinar me puse manos a la obra. Que antes ya había puesto al horno un strudel de manzana que no me ha quedado demasiado dulce, y eso es algo que le gustará a alguien que yo me sé, y me había hecho la comida de mañana, judias verdes con pollo.

Hala pues. Primero se hierven los fideos en agua. Después empieza a saltear en el wok, con muy poquito aceite de girasol (Lo suyo es utilizar aceite de soja, pero no he encontrado), media cebolla y un pimiento verde, que acompañamos con sal y pimienta negra. Seguramente le vendría de maravilla unos brotes de soja. No se tienen que ablandar, así que no hay que dejarlo mucho tiempo. Al poco se le añade una lata pequeña de champiñones y un puñado de gambas peladas. Agregamos un chorro de salsa de soja, los fideos escurridos y a menear otro poquito. El truco está en la salsa de soja. Le da un bonito color a los fideos y hace que el plato sepa como en el chino de la esquina.

Au, listo. Fácil y sano. ¿Quién da más?

Fideos de arroz con champiñones y gambas

150 gr. de fideos de arroz
1/2 cebolla pequeña
1 pimiento verde pequeño
1 lata pequeña de champiñones
un puñado de gambas peladas
aceite de girasol
salsa de soja
sal
pimienta

¿Qué hacía Hugh Laurie antes de House?

Va lento, pero no tengo ninguna prisa. Tampoco aspiro a bajarme internet entero, como alguno que conozco. Aunque si aspiro a ver algún día todo lo que me he ido bajando, que de momento es legal y oiga, para eso se inventó el ADSL. Que bien que se lo cobra Teléfonica cada mes.

Lo último que se está bajando el aMule es ni más ni menos que Blackadder. La Víbora Negra. L’Escurçó Negre. Ahora si te suena, ¿Verdad? Lo mismo que Bola de Dragón… ¡Que coñ…! Bola de Drac. Insigne serie de cuando sólo había la primera, la segunda y la catalana.

Ya he puesto el pertinente enlace, así que no voy a entrar sobre lo que va la serie. Sólo a recomendarla, que está muy bien. Y no es larga. Mucho mejor Rowan Atkinson como Edmund Blackadder que como Mr. Bean. Donde vamos a parar. Y eso, que sale Hugh Laurie, no sé si mejor que en House, pero si muy diferente.

Anda que no me he reído con el Gandul, cara de cul, fill de puta! que soltaba Edmund en uno de los capítulos. Además, a ver quien sabe de donde sale lo de Death = Adder. Enga, ese frikismo, que no se diga. Me voy a ver a la Muchachada.

Diez horas de cama a la vista

Había recuperado cierta humanidad tras mi crisis dental de hace dos semanas. Lo siento mucho, pero me cuesta un mundo arrancar por las mañanas. Tras un paréntesis de un par de mañanas en las que me levantaba fresco como esas Reserva 1925 que llevan un mes en la nevera, vuelvo a mi condición natural. Y eso que el gallinero está tranquilo como hacía mucho que no lo estaba. Y eso es karma del bueno.

Manual de instrucciones del Juanlu/Triat/Señor Panda, táchese lo que no proceda: Manéjese con cuidado en las primeras horas del día. Mis ideas a esas horas vienen a ser lo mismo que un canal de TV donde no hay señal. Espesura y más espesura. Tras el kiwi de las diez, me centro un poco. Tampoco demasiado, para que engañarnos.

Así que voy a ver Dexter, que me dice Jos que promete y le creo, que qué peazo de serie, junto a una copa de hierbas dulces y a las doce, al sobre. Que me hace falta cargar las pilas. Mañana, además de pegar una pateada seria para compensar lo perro que he estado esta semana, hay cena y después marcha.

¿He dicho marcha? ¿Yo? ¿Y te lo has creído, criatura? :-P

Angelino, empleado de la semana

No he visto la cosa esa que sustituye al tomate más allá de lo que van mostrando en Sé lo que hicisteis, y aún, que a la Patri la veo en el resumen semanal y tampoco le hago mucho caso :-P

El caso es que me estoy partiendo el ojete con el Angelino. Y a esto que apenas queda un cuartito de hora para que empiece la segunda temporada de Muchachada Nui. ¡Bien, bien, bien! ¡Nuí!

Fira de la sípia

Me agobian las ferias. Demasiado bullicio. Me gusta pasar las mañanas de los domingos en casa, tranquilo, a mi ritmo. Ayer a la hora en que normalmente saco la botella de Martini Rosso de la nevera para hacerme el vermú, estaba buscando aparcamiento en el Puerto. Fira de la Sípia. Y de los barcos. Pues eso.

Pero bueno, ya estaba planeado y una vez al año no hace daño. Dicen. Que hoy la dentista ha hurgado donde no debía, o se ha quedado corta con la anestesia o tenía yo alguna encía demasiado sensible. Una vez al año y he visto las estrellas. No fue el caso del domingo. Buen tiempo, buena compañía y no estuvo mal la paella de arroz negro de sepia, a pesar de los indecentes doce euros que costaba el plato. Lo mismo que el frito de sepia, que la sepia a la plancha y que la sepia a la mallorquina.

¡La sepia tiene la culpa de la inflación! ¡Avisad a Solbes!

Con parte de la tropa, en la fira de la sípia

Diana Krall el 5 de agosto

Martes. Las entradas se ponen a la venta mañana a las 9 de la mañana y no son baratas. Sobre unos 70-80 euritos de nada. Mañana mismo las compraremos, por lo que quien se quiera apuntar ya puede ir dejando un comentario o darme un toque a mi o a Juan.

Ah, imagino que la señorita Krall llevará otro traje en el concierto.

Diana Krall